Tanto el pueblo como los alrededores están llenos de lugares históricos. La región entera ofrece una amplia variedad de posibilidades desde las sierras cercanas de Els Ports y Montsia hasta la herencia arquitectónica y cultural atractiva de las ciudades y pueblos incluso descubrimientos arqueológicos prehistóricos y romanos, las fortalezas de los Templarios y árabes, el folklore y tradiciones locales profundamente arraigadas, artesanía local y la riqueza y originalidad de la cocina. Miravet se remonta al Siglo IX bajo el nombre de Murábit y el castillo fue construido en el siglo XI por los musulmanes y era una de últimas fortalezas islámicas en Cataluña. La Orden del Temple reconstruyó y amplió el complejo durante los Siglos XII y XIII, dando al castillo su estilo actual.

Hay muchos sitios históricos alrededor de la región en varias ciudades y pueblos. Algunos ejemplos serían:

Tortosa (35 minutos en coche) está localizada en una posición estratégica en la boca del río, el canal más importante de la Península que explica por qué ha sido el centro político, económico y cultural de un territorio grande desde tiempos romanos. La ciudad combina arquitectura y lugares ibéricos, romanos, árabes, Renacentistas, judíos y cristianos. Su fortaleza romana, Catedral Gótica del año 1347, el Palacio del Obispo del Siglo XIV y sus edificios Modernistas,  hace de Tortosa  una visita histórica interesante.

Reus (45 minutos en coche) ofrece una ruta Modernista donde podrás encontrar más de 20 ejemplos de la arquitectura modernista que fueron seguramente diseñados bajo la influencia del estilo Domènech. El Centro de Gaudí merece una visita, localizado en un centro de unos 1,200m2 que ofrece una mirada al trabajo y la mente del mundialmente famoso arquitecto, Antoni Gaudí, nacido y educado en Reus antes de trasladarse a Barcelona.

 

Tarragona (55 minutos en coche) en 2000, el comité de la UNESCO decidió declarar oficialmente el complejo arqueológico romano de Tarraco, Patrimonio universal de la humanidad. El área todavía conserva el anfiteatro construido en el Siglo II para alojar a 14.000 espectadores, el Circo romano que se remonta al Siglo 1 construido para ofrecer carreras de caballos con carros, la muralla que al principio tenía 3.500m tiene aproximadamente 1.100m que todavía permanecen hoy rodeando el casco antiguo actual de Tarragona, la cual es la construcción romana más vieja todavía conservada fuera de Italia, junto con muchos otros lugares romanos y un hermoso casco antiguo con sus estrechas calles  y catedral.

 

Los Pueblos Cercanos  – Hay una lista interminable de pequeñas ciudades y pueblos que tienen todos algo para ofrecer incluso numerosos sitios históricos y culturales, cascos antiguos encantadores que ofrecen arquitectura Islámica, medieval y romana y hermosas vistas de los paisajes. Algunos ejemplos serían: Tivissa con cuevas pintadas mostrando pruebas de  vida humana más temprana, el centro amurallado del pueblo con su iglesia de estilo Renacentista y la ermita de Sant Blai. Benifallet donde encontrarás dos lugares históricos; uno del Siglo VII A.C. contiene la cerámica fenicia y el segundo a partir del período ibérico que tiene un sistema de defensa impresionante. El pueblo también tiene un casco antiguo y una iglesia parroquial de un estilo neoclásico y una ermita románica del Siglo XVIII. Vinebre ofrece varios tesoros históricos incluso el lugar ibérico de Sant Miquel que ha sido remontado al último cuarto del Siglo II A.C. donde cerámica hecha a mano,  figurines de terracota y monedas han sido encontrados.