Las cuevas de Benifallet (30 minutos en coche) tienen numerosas cavernas bajo el pueblo, algunas de ellos fueron habitados durante la Edad Neolítica. Dos cuevas están abiertas para el público, Cueva "Maravillas" y Cueva del Dos que merecen una visita.. Cueva de Maravillas es famosa por sus numerosos “columnas” y tiene muchas estalagmitas y estalactitas. Cueva del Dos es más pequeña pero también tiene muchas formaciones.

 

Museo de Minería de Bellmunt del Priorat (25 minutos en coche); las Minas de Bellmunt están situadas en la región de Priorat donde los depósitos de galena más ricos de Cataluña pueden ser encontrados. La mina ha sido explotada desde la antigüedad, sin embargo alcanzó su máximo auge durante el siglo veinte, coincidiendo con la industrialización catalana. La mina se cerró en 1972, pero ahora está abierta al público para recorrer el centro de invitados.

 

La Esclusa de Xerta (30 minutos en coche) es Mora en su origen, restaurada después de la conquista de Tortosa a mediados del Siglo XII y terminada en 1411. La esclusa tiene 310 metros de largo y recoge el agua que abastece a los canales del norte y del sur del Ebro, que por una serie de túneles, fluye en las tierras bajas del Delta.

 

Mel Múria en El Perelló (1 hora en coche) es una compañía dedicada a la producción de la miel (romero, naranja, tomillo, mil flores....) desde 1810 que  ofrece la oportunidad única de unirse a un tour llamado "Descubre la Miel” que incluye una degustación de "pastissets" (pastel dulce con cabello de ángel) y un vino típico hecho con miel. Después hay una explicación audiovisual sobre el proceso de hacer la miel, la observación de una colmena natural de 60 cm de alto que contiene  más de 30.000 abejas, seguidas de una visita del museo de apicultores, una demostración de como usar la cuchara de miel, y al terminar la visita de las instalaciones puedes saborear tipos diferentes la miel producidas por sus apicultores.

 

El Museo Serra en Benissanet (5 minutos en coche) ofrece una colección de más de 300 instrumentos musicales coleccionados de todo el mundo.

 

La bodega de la cooperativa de Pinell de Brai (15 minutos en coche) fue construido por Cèsar Martinell, discípulo de Gaudí y biógrafo. La combinación de ladrillo, piedra y de cerámica y el uso del arco parabólico para apoyar las bóvedas es claramente inspirada por Gaudí. Se puede visitar este edificio y también comprar  vino y  aceite de oliva.