Miravet está ubicado en el sur de la comarca de la Ribera d’Ebre (conocida como “la tierra de las frutas dulces”), coronado por el castillo en el acantilado imponente de Miravet con vistas espectaculares del río y el paisaje circundante. El castillo fue construido por el Imperio Moro y fue conquistado en 1153 por los Templarios y es considerado como uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar catalana Medieval en el mundo occidental. Se puede visitar el castillo por la ruta a pie o por un camino para vehículos.


Hay más tesoros arquitectónicos en el casco antiguo del pueblo incluida la vieja iglesia que data de la era de Renacimiento y única en su estilo en la zona. Andando por el casco antiguo hay maravillosas vistas panorámicas a través del río. La cerámica de arcilla, una artesanía tradicional conservada en Miravet y algunos pueblos cercanos, está localizada en los 8 talleres que todavía están funcionado, que están localizados juntos en el Raval donde Els Canterers está ubicado.

Los artesanos pueden ser encontrados haciendo piezas a mano y todavía usando la rueda del alfarero; con formas y vidriados introducidos del mundo Islámico, como jarras y tarros. El pueblo también ha conservado el paso de barca original que sólo usa las corrientes del río para cruzar desde una orilla a otra – es uno de los únicos en su estilo que aún se conserva y todavía trabaja hoy en la región
.

 

Servicios en el pueblo:

Farmacia, 3 tiendas pequeñas, Panadería
3 Bares, 2 Restaurantes, Correos
Teléfono público, 2 Bancos, Papelería
Piscina al aire libre en los meses de verano
2 supermercados más grandes a 10 minutos en coche

.